Senderismo 2018

By 21 octubre, 2018 noviembre 24th, 2018 Educacion_Fisica

Los días 24 de octubre y 16 de noviembre de 2.018 el alumnado de 2º de ESO realizó la actividad de senderismo, consistente en un recorrido de 18 Km. por el Monte Naranco o como dicen los viejos del lugar: “La Cuesta”

El recorrido partió del IES a las 8:30 de la mañana haciendo distintas paradas a lo largo del mismo: Campo de San Francisco, Los Pilares, Fitoria, Pico “El Paisano”, tolva de una antigua mina de Hierro, lavadero de “Entrerregueros”, fuente de “La Viña”, San Miguel de Lillo (Liño), Santa María del Naranco  y regreso al Instituto a las 14:40.

La primera parada se hizo a los pocos minutos en “La Fuentona” del Campo San Francisco, inaugurada el día de San Mateo de 1.875 donde se hace referencia a los cuatro lugares de los que llegaba el agua que los ovetenses bebían en pasados siglos: Lillo, Ules, Boo y Fitoria.

A continuación, nueva parada en “Los Pilares”, situados al lado de “La Losa” para ver los restos del Acueducto de 42 arcos y 390 metros de longitud que traía el agua a Oviedo. Se comenzó a construir en 1.570 y dejó de cumplir su función en 1.864 con la construcción del depósito de Pérez de la Sala, actual Auditorio. Dicho acueducto fue derruido en 1.915, casi en su totalidad, ya que solo quedan de él los cinco arcos y seis pilares que se pueden contemplar en la actualidad.

Proseguimos el camino y se recorremos el paseo de Valdeflora (Pista Finlandesa) para hacer una parada en la Fuente de Fitoria, una de las fuentes que proveían de agua a Oviedo en siglos pasados. Esta pista, coincide con la caja del ferrocarril que funcionó desde 1.880 hasta el cierre de las minas del Naranco. Discurría, desde Villapérez hasta San Pedro de los Arcos, con un recorrido de 7´5 Km. y a partir de ahí bajaba el mineral, por un plano inclinado, hasta la estación de RENFE, desde donde partía para las fábricas de Trubia y Mieres.

Continuamos el camino durante un par de kilómetros más buscando la senda que une “Puente viejo” con “Puente de los gallegos” y la tomamos hasta la cima del Naranco, pasando primero por las antenas para después llegar al punto más alto del Naranco “Pico el Paisano” y comenzar el descenso hasta los monumentos prerrománicos “Santa Mª del Naranco” y “San Miguel de Lillo”, paradas obligadas por su importancia mundial, aunque antes, hacemos tres paradas intermedias en la tolva de una antigua mina de mineral de hierro (la explotación de mineral de hierro se mantuvo hasta 1.915), un abandonado “Lavadero de Entrerregeros”

donado por el Centro Asturiano en 1.930 en compensación a los vecinos del Naranco y Lillo por la captación de aguas para el sanatorio “Covadonga” (actual Centro Asturiano) construido a expensas de los Indianos para que los que volvieron pobres de la emigración del siglo XIX tuvieran un lugar donde curarse; y la mal llamada por muchos ovetenses “Fuente de los Pastores”,

pues en realidad su nombre es “Fuente de la Viña”, ya que la verdadera “Fuente de los Pastores” está un poco más arriba y era la que en su momento alimentaba el lavadero de Entrerregueros.

San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco son dos de las joyas del prerrománico asturiano que surge con el nacimiento de la Monarquía Asturiana a partir del siglo IX.

Sus características fundamentales son:

  • Edificios de poca altura con gruesos muros de piedra, (El sillarejo, mampostearía y el ladrillo en los muros, reservando los sillares para las esquinas y elementos de refuerzo) reforzados con contrafuertes en su exterior.
  • Arcos de medio punto y bóvedas de cañón, reforzadas por arcos fajones.
  • Columnas con fustes sogueados, de basas decoradas y capiteles enriquecidos habitualmente con motivos vegetales, con hojas gruesas que recuerdan hojas de acanto.
  • En la parte superior del ábside central, suele aparecer una “Cámara del tesoro” abierta al exterior por una ventana sin comunicación interna y cuya función no se ha podido precisar, aunque podría ser un mero recurso estético para mantener la armonía de los volúmenes exteriores del templo.
  • Ventanas pequeñas decoradas en muchos casos con celosías.
  • En los edificios religiosos, el tipo de planta que más se usa es el basilical de tres naves, que se corresponden con la cabera tripartita (tres ábsides) y con transepto. Los ábsides son cuadrangulares interior y exteriormente.

Finalmente, vuelta al IES pasando por “San Pedro de los Arcos” para entrar en Oviedo por “Marqués de Pidal” y cerrar el recorrido a través del “Campo de San Francisco”.

Ningún incidente durante el recorrido, más allá de las quejas de algún/a alumno/a por las muchas horas de recorrido y la falta de costumbre de caminar, pero en general satisfacción por lo disfrutado y las muchas cosas que teniendo cerca de nosotros no se conocían.